Martes, 26 Enero 2021 | Login
Martes, 20 Octubre 2015 00:00

Ideas que inspiran: la educación del ser


@jorgeluengo

 

Fue una experiencia muy estimulante y enriquecedora en un entorno inmejorable y con una organización excelente. En ella participaron, entre otros, Luis Cacho, José Antonio Marina, Richard Gerver, Álex Rovira...

blog de salvaroj

"Toma mi presente, mi futuro incierto,

y que el mundo nos recuerde por soñar despiertos."

                   Jorge Ruiz (@MalditaNerea): Mira dentro

 

El pasado sábado 17 de octubre tuve la fortuna de asistir en el Teatro CircoPrice de Madrid al Foro de Convergencia social para el cambio educativo La Educación del Ser, organizado por la Fundación Promete (@promete_org).

Fue una experiencia muy estimulante y enriquecedora en un entorno inmejorable y con una organización excelente. En ella participaron, entre otros, Luis Cacho, José Antonio Marina, Richard Gerver, Álex Rovira...

Para explicaros cómo fue esta jornada he decidido que no os haré un resumen (si queréis podéis ver enYou Tube las ponencias), sino que, a partir de las ideas y aportaciones de los distintos ponentes que yo considero más relevantes, voy a elaborar un texto (a modo de monstruo de Frankenstein) que ofrezca una visión personal y subjetiva de la jornada, pero que permita a aquellos que no pudisteis asistir haceros una idea significativa de lo que allí se dijo:

¿Por qué hay que cambiar el paradigma educativo? Porque, según José Antonio Marina, educar es ayudar a los niños a descubrir posibilidades... y la educación actual no lo hace. Porque tenemos que entender que el talento es el resultado final del proceso educativo y no el principio. Porque el objetivo de la educación es conducir las potencialidades de los alumnos a buen puerto. De nada le sirve a un niño ser muy inteligente si no aprende a usar esa inteligencia en algo de provecho.

Hay que desterrar de nuestras escuelas el prejuicio "no sirvo para estudiar" (Jorge Ruiz @MalditaNerea). La escuela actual es incapaz de captar los talentos de los niños, porque al preocuparse tan solo de lo cognitivo "nadie está mirando", nadie está atento a las posibilidades creativas, a las habilidades no cognitivas de los alumnos. Y ese es un lujo que la sociedad actual no puede permitirse. De hecho, debemos tener siempre presente que el alumno (junto con el docente) es el recurso más interesante e importante que hay que activar para mejorar la educación (Luis Cacho @Luiscacho).

Es evidente que existe una desconexión emocional de los alumnos con el sistema (Xavier Aragay @xaragay). Por este motivo, es fundamental permitir que los alumnos conecten con su pasión, con su elemento; es necesario que pierdan el miedo al fracaso: el éxito conduce a la repetición, el fracaso nos induce al cambio (Luis Cacho @Luiscacho). Si conseguimos que los alumnos encuentren aquello que les motiva, serán capaces de cualquier cosa (Jorge Luengo @jorgeluengo). Debemos dejar de hablar de aprender con "esfuerzo" (aprender no tiene porque suponer un sacrificio) y utilizar otras palabras como perseverancia o constancia (Jorge Ruiz @MalditaNerea).

Para conseguir todo esto, los docentes (los educadores en general) tenemos que ser conscientes de que no somos expertos en enseñar a los alumnos sino en que aprendan (José Antonio Marina). Debemos tener claro que el futuro de la educación es la colaboración (Richard Gerver @richardgerver), o en otras palabras, "una persona va muy rápido, pero un equipo llega más lejos." (Mondragon Team Academy). Compartir, emprender, emocionar, comunicar... son los verbos de la educación que viene.

Cambiar el paradigma educativo está en nuestras manos; hay más recursos para la educación, pero no es más dinero, sino que están dentro de las personas (Luis Cacho @Luiscacho). Si todos aportamos nuestro grano de arena, si todos empujamos en la misma dirección, una nueva educación es posible: ¡Muchas voces hacen sueños!

Como dijo Richard Gerver: "Tomorrow belongs to those who prepare for it..." El futuro pertenece a quien se prepara para él.

Publicado en Opiniones EP

"Los buenos profesores desempeñan cuatro funciones principales: motivan a sus alumnos, facilitan el aprendizaje, tienen expectativas con respecto a ellos y les capacitan para creer en sí mismos." Ken Robinson: Escuelas creativas.

Por Salvador Rodríguez Ojaos

¿Cómo crees que son tus alumnos: aprendices natos o perezosos por naturaleza? Piensa bien la respuesta a esta cuestión pues de ella depende la metodología educativa que aplicas (o deberías aplicar) en tus clases.

Si crees que tus alumnos son congénitamente holgazanes, tu forma de dar clase estará encaminada a obligar a los alumnos a aprender, les facilitarás el contenido que tienen que hacer suyo, les darás lecciones, les aplicarás la disciplina necesaria para contrarrestar su pereza..., en definitiva, les forzarás a aprender.

En cambio, si crees que tus alumnos son irrefrenablemente curiosos, tu manera de dar clase consistirá en plantearles retos, en posibilitar que exploren, descubran y creen conocimiento. Les invitarás a expresar sus intereses y les guiarás para saciar su capacidad innata de aprendizaje..., es decir, les retarás a aprender.

También puede suceder que aunque creas que tus alumnos son curiosos, te sientes en la obligación de cumplir con un currículo que parece estar pensado para su sufrimiento, con contenidos a los que no les encuentran sentido alguno ni de los que aprecian que tengan incidencia real en su vida cotidiana. No te dejes vencer por la tentación de caer en el conformismo. Se pueden enseñar contenidos curriculares aprovechando la curiosidad de los alumnos y obtener a su vez excelentes resultados en el aprendizaje. Tienes que buscar la manera de conectar esos contenidos con los intereses de los alumnos (¡se puede!) o entender el currículo como algo flexible y prescindir de los contenidos que no se corresponden con la realidad de los alumnos.

Mi consejo para cualquier educador es: ¡no te rindas nunca! Rendirte ante un alumno con dificultades es negar la esencia misma de la educación, es renunciar a los fundamentos de la enseñanza. Es obligación de todo docente establecer una relación empática, un vínculo intenso, con cada uno de sus alumnos. Debes conocer cuáles son sus virtudes y sus limitaciones, debes saber cuáles son sus intereses, sus sueños y sus fobias..., en otras palabras, todo educador debe saber qué esperan sus alumnos de ellos mismos y debe tener claro que espera él de ellos.

Educar es DESCUBRIR no imponer... ya he dicho en más de una ocasión que la educación que motiva a los alumnos es la que les ayuda a provocar cambios. Es por ello que las funciones que desempeñan los buenos profesores son las cuatro que enumera Ken Robinson en la cita que encabeza este post.

P.D.: Si un docente fuera un superhéroe, sus superpoderes serían: ESCUCHAR, DIALOGAR, PROPONER y COMPARTIR.

Publicado en Opiniones EP
Miércoles, 15 Julio 2015 00:00

Carta de (des)amor a la Educación

Carta de (des)amor a la Educación

 Blog de Salvaroj
Querida Educación:
 
Hace casi 30 años que te conocí y sigo dedicado a ti con la ilusión del primer día. Sabes que lo nuestro fue un amor a primera vista, un flechazo de los que llegan a lo más hondo del alma y que nuestra relación durará toda mi vida.
 
La verdad es que en estos casi 30 años no has cambiado nada, te conservas igual que el primer día. Pero eso que en un ser humano puede resultar un halago, en ti es más bien un reproche. Ha pasado el tiempo, la sociedad ha cambiado, la tecnología ha progresado, la ciencia ha formulado nuevas teorías... pero tú te empeñas en permanecer inalterable como si todo eso no te incumbiera.
 
La verdad es que no estoy contigo por lo que eres, sino por lo que sé que puedes llegar a ser. Por eso, creo que ya es hora de que dejes de mirarte el ombligo y te decidas a cambiar. Aunque, en realidad, tú eres como te hacemos los que estamos contigo, te pediría que pusieras todo lo que esté en tu mano para ser distinta, que hagas de la innovación tu motivación principal.
 
Me gustaría que fueses más colaborativa, que dejes de ser tan competitiva y que permitas que las personas compartan y cooperen para alcanzar logros más importantes. Sería ideal que olvidaras la manera de evaluar que utilizas habitualmente, y que convirtieras el aprendizaje en tu razón de ser y que no le dieras tanta importancia a aprobar, a las notas y a los rankings.
 
Sé creativa, sé inclusiva, sé disruptiva, sé emotiva, pero sobre todo no olvides nunca los intereses y las necesidades de los niños, jóvenes y adultos con los que interactúas. Adáptate a ellos, ten en cuenta sus talentos, sus inteligencias, su capacidad de asombro, su curiosidad... no los trates a todos por igual, permite que cada persona pueda desarrollar al máximo sus posibilidades.
 
Deja de tenerle miedo a la tecnología... sé lista y alíate con ella, sé inteligente e incorpora todo aquello que pueden aportarte las TIC. Pero, eso sí, mantente firme y no pierdas tu esencia por hacerte tecnológica.
 
No olvides nunca que creo en ti, que creemos en ti, que sé que eres la herramienta que puede hacer cambiar el mundo, que puede cambiar la vida de las personas, que puede hacernos mejores.
 
 
Atentamente tuyo.
 
 
P.D.: No te dejes influenciar por aquellos que confunden la excelencia educativa con la memorización y la recitación de contenidos en un examen. No olvides nunca que tan importantes son los contenidos que inculcas como los valores que transmites.
 
 
Publicado en Opiniones EP

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información