Domingo, 22 Octubre 2017 | Login
Un libro concebido para convertir la docencia en una “profesión de élite”

Un libro concebido para convertir la docencia en una “profesión de élite” Destacado

Me gustaría contar la historia del Libro Blanco  de la "Profesión Docente", que ha sido galardonado por el periódico MAGISTERIO.

Por el periódico Magisterio

José Antonio Marina. Profesor, pedagogo, filósofo, autor del Libro Blanco de la Profesión Docente y premio “Protagonista de la Educación 2016.

Hubo muchas críticas a que el Ministerio encargara el Libro Blanco a una persona, cuando debía ser más amplia. 

Cuando Méndez de Vigo fue nombrado ministro por primera vez, le dirigí una carta abierta a través de El Confidencial, diciéndole que todos sus predecesores habían caído en el mismo error: pensar que una ley bastaba para arreglar la Educación. La Educación mejora cuando mejora lo que sucede dentro de las aulas y, por eso, le recomendaba que se aproximase a los que están cerca de ellas, es decir, a los docentes y a los padres. Al día siguiente, me llamó el ministro para decirme que estaba de acuerdo con el contenido de mi carta, y que si estaría dispuesto a elaborar, con los colaboradores que quisiera, un libro blanco sobre la función docente.

Lo primero que le dije es que tendría que ser sobre la “profesión docente”, puesto que en España hay cerca de 200.000 docentes no funcionarios, cuya situación y futuro deberían ser estudiados, y, además, porque me parecía importante incluir a los equipos de dirección, los servicios de orientación y la Inspección. Por último, indiqué al ministro la conveniencia de estudiar el entorno escolar. La escuela no es una burbuja aislada, por lo que debemos atender al contexto, la relación con las familias, las condiciones socioeconómicas... El ministro estuvo de acuerdo con este planteamiento, y con la colaboración de Carmen Pellicer, Jesús Manso y el equipo; la Fundación UP comenzamos a trabajar.  

El resultado lo publicamos en la red y, en honor al ministro, he de decir que no conoció el contenido antes de su publicación. El punto de partida era la convicción de que en un momento de extraordinaria complejidad, necesitábamos defender la docencia como una “profesión de élite”, tanto en su consideración social, como en la imagen que los docentes tenemos de nosotros mismos. Pero nuestro trabajo solo pretendía ser el comienzo de un debate nacional, al que queríamos aportar la mejor información disponible. Pedimos colaboración a todos los que estuvieran interesados, y, afortunadamente, recibimos muchas.

Revisamos propuestas, problemas, soluciones dadas aquí y en otros países. Por último, sometimos nuestro trabajo a la supervisión de expertos de reconocido prestigio, para buscar una garantía suplementaria de rigor. Para atraer a los mejores a la docencia, nos pareció importante diseñar una “carrera docente”, en la que hubiera posibilidad de progresar. Uno de los temas que provocaron más interés fue el de la selección y formación inicial del profesorado, así como la formación continua y la evaluación de su desempeño. Propusimos la implantación de un MIR educativo, lo que exige la selección de centros donde poder impartirlo. En resumen, eran 20 propuestas, que recogían a nuestro juicio lo más interesante y urgente del debate que se había generado durante ese tiempo.

Muchas personas criticaron que solo nos habíamos ocupado de la docencia, como si fuera el único problema educativo. Nosotros nos ceñimos al encargo hecho por el ministro, pero estábamos de acuerdo en que la mejora de la escuela española necesita un enfoque más amplio. Por eso, el mismo equipo, con el patrocinio de la Universidad Antonio de Nebrija, elaboramos unos Papeles para un Pacto Educativo donde estudiábamos los principales temas que debían acordarse y los principales obstáculos que han impedido hasta ahora que se alcanzara un acuerdo educativo. En varias ocasiones el ministro ha manifestado que el Libro Blanco de la Profesión Docente iba a servir de punto de partida para un acuerdo entre los distintos agentes políticos y sociales. Espero que realmente sea así. Lo único que pretendíamos era fomentar, animar y facilitar el debate. Ojalá el tema no se olvide y nuestro trabajo haya servido para algo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.