Martes, 26 Enero 2021 | Login

Entrevista: Consuelo Marazuela Zapata

CONSUELO MAZARUELA: EN EL IES ISIDRA DE GUZMAN SE MIRA AL MUNDO CON OTROS OJOS

 

MIRANDO AL MUNDO SI LO QUE VES  NO TE GUSTA… PROYECTA, PIENSA… ACTÚA, TOMA LA PALABRA!  Ha sido uno de los proyectos  con mención especial en  el fallo del I Concurso de Buenas Prácticas Educativas convocado por la asociación: MEJORA TU ESCUELA PÚBLICA, con la colaboración de la Fundación “la Caixa”. CONSUELO, es la coordinadora del proyecto y  nos habla de lo que ha significado para toda la comunidad educativa del  IES Isidra de Guzmán, el proyecto y la mención.

 

 

 ¿Los concursos de BBPP educativas, sirven  para mirar la Escuela Pública  con otros ojos?

 

Ha sido  un honor recibir  esta Mención Especial  del Premio “Buenas Prácticas Educativas” 2010 y lo ha sido por muchos motivos pero muy especialmente porque es un reconocimiento a la labor  y la trayectoria  del instituto “Isidra de Guzmán”

 

Importantísima la labor de la Asociación “Mejora tu Escuela Pública” y de los premios y concursos de buenas prácticas educativas porque actuaciones como las suyas son las que hace que cada día todos nos veamos más estimulados a mejorar en nuestra profesión docente y en nuestra forma de entender que la educación va más allá de lo que se aprende en las aulas.

 

La Escuela Pública, de todos y para todos, realiza una gran tarea, no exenta, por desgracia, de graves dificultades y obstáculos Tenemos una educación pública de gran calidad y es importante dar a conocer el esfuerzo, la dedicación, el compromiso y la cualificación de sus docentes y mostrar que puede preparar a los alumnos con los más altos niveles de capacitación pero también de compromiso social.

 

Sin ir más lejos, nuestro centro, el instituto de Enseñanza Secundaria Isidra de Guzmán es un centro público que se encuentra situado en un barrio urbano de Alcalá de Henares, en Madrid. En el barrio predominan las familias trabajadoras muy modestas y las familias inmigrantes del Este de Europa e Hispanoamérica, casi todas ellas de clase baja o media-baja, muchas veces desestructuradas o con necesidades sociales y asistenciales. La escolarización en los institutos del alumnado inmigrante a menudo conlleva problemas de adaptación por ambas partes; nuestro centro, en este sentido, presenta índices bajos de conflictividad y la integración de estos alumnos puede considerarse satisfactoria.

 

Mirando…, se aprende a ver?

“MIRANDO AL MUNDO, TOMAMOS LA PALABRA”  plantea un proyecto de innovación educativa abordado en el curso 2009/2010 para el nivel de 1º de Bachillerato y que trabaja la Educación para el Desarrollo Global y la Interculturalidad. Es una propuesta didáctica que se  basa en la colaboración entre docentes, en el trabajo por proyectos cooperativos de los discentes y el empleo de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información junto con  las herramientas que pone a nuestra disposición la web 2.0.

En este sentido, la finalidad del proyecto es doble: por un lado, la apertura del centro al entorno más inmediato y, por otro lado, la consecución de las competencias digital y social y ciudadana en un mundo globalizado. El objetivo es potenciar todas las capacidades de nuestros alumnos;  promover en ellos los valores de solidaridad, compañerismo, cooperación, constancia, esfuerzo, visión crítica y constructiva… que les permita ser miembros activos y comprometidos con su sociedad. Al tiempo que desarrollamos su competencia digital.

 

Esto hace que miremos y sintamos nuestro centro escolar como un lugar de convivencia, donde no se sufre deterioro de la calidad educativa. El profesorado se ha implicado en la calidad de la enseñanza en su actividad cotidiana y mediante la realización y coordinación de diversos proyectos educativos nacionales e internacionales. Actualmente está involucrado en proyectos de cooperación y de educación para el desarrollo, por la coeducación y por la paz.

 

¿Dónde se pone el punto de mira?

 

Queremos que nuestros alumnos primero “Miren al mundo” a la realidad social que los rodea, sean conscientes de las cosas que son mejorables, de las injusticias, falta de libertad, carencia de oportunidades, desigualdades… que existen; pero que, además, “Tomen la palabra” ante lo que observan, que escriban, que denuncien, que hagan público, pero sobre todo que sean capaces de diseñar e implantar un plan de acción para cambiar aquello que “han visto” y no les gusta. Como dice nuestro slogan “Mira al mundo, si lo que ves no te gusta, piensa, proyecta, actúa, toma la palabra”.

 

¿Cómo se educa la mirada?

 

Para conseguir este objetivo, que el alumno sea un agente de cambio y un miembro activo en su sociedad hemos seguido varias estrategias:  hemos unido la actividad del alumno con su realidad social, potenciando que cada proyecto se uniera en la medida de lo posible con una organización, ONG u organismo,  además de definir cada proyecto como la consecución de una meta o la resolución de un problema real en su medio y por último se exigía una presentación de los resultados en algún medio social y público: blog, foro, periódico. etc.

 

Hemos desarrollado nuestra estrategia desde dos itinerarios complementarios  que convergen en un Punto de Encuentro con toda la comunidad educativa:

 

El Itinerario I: Mirando al Mundo en el que se priman las actividades de sensibilización y de formación en contenidos y estrategias con un formato de Actividades extraescolares y complementarias.

 

El segundo Itinerario es Tomamos la Palabra en el que son ya los propios alumnos los que se trabajan por proyectos en grupos de trabajo colaborativos. Creamos el blog “MIRANDO AL MUNDO”, donde se proporcionaban las instrucciones de actuación, metodología de trabajo y dónde iban comunicando los trabajos y la marcha de los mismos.

Por último está Punto de Encuentro: son actividades que se realizan para todo el centro y que los alumnos de 1º bachillerato tuvieron o bien responsabilidad directa  en su organización  o bien colaboraron muy activamente.

 

 Y el proyecto…, ha generado un aprendizaje significativo?

 

Nuestros alumnos de Bachillerato tienen ya la madurez suficiente como para poder dar el paso  de  formarse de una manera más adulta y responsable; de  aprender a moverse en equipo y a hacerse responsables de planificar, programar y elaborar trabajos con objetivos sencillos. En Bachillerato se encuentran bien preparados para convertirse en miembros activos de la sociedad, comprometidos con una ciudadanía activa y un desarrollo humano sostenible, y acostumbrados a trabajar desdelos modelos de aprendizaje por proyectos.  

 

§  ¿La educación te ayuda a ver mejor a interpretar y a trasformar?

 

Educar a nuestros jóvenes para que se produzca un cambio de actitudes lleva  un tiempo, no es una tarea que se consiga con una acción puntual o con una actividad de clase, requiere de un trabajo consciente, sistemático, planificado, continuamente evaluado y revaluado, requiere de tiempo. Por eso nosotras nos planteamos las acciones a lo largo de un curso, en el que seleccionamos un objetivo principal, un tema de trabajo y unas actuaciones de sensibilización, de formación y  también que impliquen activamente al alumno.

Intentamos que nuestros alumnos se sientan miembros activos y responsables desde el lugar de actuación más cercano: su centro educativo ¿cómo si no podríamos dar el salto a otros niveles más lejanos? Por  ejemplo, los  alumnos de Bachillerato después de su proceso de sensibilización y formación elaboran materiales gráficos, audiovisuales, PowerPoint y  películas que son visionadas por los más pequeños, o trabajan conexionados con otros alumnos de la E.S.O. Los alumnos mayores son un modelo de referencia para los demás, al tiempo que se corresponsabilizan del buen funcionamiento de su centro y se crea comunidad.

 

Así que  podemos afirmar que la educación te ayuda a realizar esas tres tareas tan importantes en nuestro mundo globalizado: ayuda a ver mejor, nos ayuda a interpretar de una forma crítica aquello que vemos y también proporciona las herramientas, los procedimientos y actitudes necesarios para transformar esa realidad convirtiéndonos en agentes de cambio, en emprendedores sociales.

 

En el último  Eurobarometro del 2 de junio de 2011, se habla de unos jóvenes  participativos, solidarios, activos…, entonces,  ¿Cuál es el problema?

 

Nuestros jóvenes tienen inquietudes sociales y políticas (aunque ellos no identifican como política sus deseos y sus actuaciones), quieren mejorar su entorno, no degradar el medio ambiente, mejorar las relaciones humanas…. el principal obstáculo que impide participar a los jóvenes en actividades de voluntariado es la falta de tiempo pero muchos de los que no realizan tareas de acción social esgrime como motivo que “nadie se lo ha propuesto” o “no saben como hacerlo”.

 

Es importante proponérselo. Es importante recoger esas inquietudes y proporcionarles una vía adecuada. Nosotros, como profesores, les hemos  mostrado el contexto actual de globalización y sus efectos negativos como el aumento de la inequidad y por tanto de la pobreza; les acompañamos en un proceso de formación y de concienciación a lo largo de los cursos; les hemos preparado un entorno de trabajo cooperativo dónde el diálogo, la reflexión y el pensamiento critico se potencien y,  por último, les hemos  impelido a actuar; a veces la idea de acción social ha partido de ellos, nosotros la reelaboramos, le damos forma y la posibilitamos. Otras veces, hemos sido los profesores los que propusimos un campo de actuación.

 

De todas las fases del proyecto cual ha sido la más enriquecedora?

 

Creo que la fase más enriquecedora ha sido “Tomamos la palabra”. Ha sido un verdadero placer trabajar con los alumnos desde un rol diferente, como dinamizadora, coordinadora y facilitando el autoaprendizaje. Exige mucho por parte del profesor, porque no es la organización tradicional del aula pero es importante para su aprendizaje trabajar desde “la pasión”,  partir desde su propia experiencia y motivación….

 

Experimentar cómo los/las jóvenes son los protagonistas y, alrededor de una motivación social, se organizan para llevar a cabo iniciativas de transformación social, cómo son capaces de implicarse socialmente, de participar, de cambiar las cosas de su entorno para el beneficio de la comunidad en la que viven… ha sido la mejor experiencia para mi como docente.

 

¿Ha  tenido impacto en el centro… en el barrio…?

 

El proyecto ha tenido impacto en el centro, ha sido incluido en la Programación General y en las programaciones didácticas del departamento más directamente implicado y se incluyó en  la Memoria General de Centro

 

Se han producido  modificaciones en la dinámica del Instituto en muchos sentidos: ha potenciado la corresponsabilidad del alumnado porque  os alumnos a comprometerse con los problemas del desarrollo y ha influenciado en su vida social y pública; ha modificado las relaciones del Centro con las ONGs;  ya  ayudado a la democratización del Centro porque ha existido la colaboración entre las diferentes instancias de la comunidad educativa; y también se  han producido cambios metodológicos.

 

Algunos de nuestros alumnos se han animado a participar en grupos juveniles y como voluntarios en ONGs.  Este proyecto se ha puesto en marcha también el curso siguiente y este año por ejemplo 25 de nuestros alumnos van a participar en un curso de voluntariado que se ofertará en la localidad en horario extraescolar.

 

¿Cual ha sido la clave para que toda la comunidad escolar  se haya implicado en el proyecto?

 

Yo creo que la clave está en el trabajo cooperativo y no competitivo, el que existiera un intercambio y cooperación social entre los diferentes grupos de trabajo para facilitar la toma de decisiones y la resolución de los problemas.

 

Este carácter colaborativo se potenció con varias estrategias:  aportando instrucciones de índole no competitiva como se ha comentado antes, para ello se introdujo un porcentaje aproximado de valoración para calificar el grado de colaboración con los proyectos ajenos; se fusionaron proyectos en sentido horizontal, es decir se relacionaron unos proyectos con otros; también se unieron  proyectos en vertical (involucramos a los alumnos y sus proyectos con otros niveles diferentes del centro educativo) y por último de ofreció la posibilidad de que existieran   proyectos cuya función sea servir de apoyo en materiales audiovisuales y técnico, de mantenimiento del blog, ediciones de videos, fotos, etc.

 

Es decir vivir la ayuda a los otros, el buen funcionamiento y el éxito de los demás como un valor propio y que beneficiaba a toda la comunidad.

 

¿Cómo puede ayudar este proyecto a otros centros?

 

Debemos aprender a ver el mundo con otros ojos; salir de la zona de confort en la que muchas veces nos encontramos. Un ambiente que inspire a la persona a crecer y mejorar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información