Domingo, 20 Septiembre 2020 | Login

La calidad de la educación pasa necesariamente por ayudar a que los alumnos se diseñen su propio proyecto de vida. Y que éste sea valioso y positivo para él y para los demás. La escritura creativa, como práctica dentro de cualquier materia de Literatura, es una herramienta muy útil para conseguirlo.

César, en tus clases de Literatura siempre hay unas sesiones reservadas para la creación por parte de los alumnos, a pesar de que el temario no lo exige. ¿Por qué?

En primer lugar, porque estoy convencido de que es la única manera de que comprendan las intenciones y los recursos que han manejado los autores que estudiamos en el aula. Si los alumnos se ponen en el lugar de Quevedo o Góngora y procuran escribir como ellos, es más fácil que asimilen las reglas y objetivos con los que tenía que contar un autor del Barroco.

Además, te reconozco que los ejercicios de escritura creativa me sirven para fomentar determinados valores en ellos. Para empezar, el de la autoexigencia. Y sin olvidar el de procurar hacer un bien a los demás, brindándoles un texto que les ayude, que les anime, que los conmueva, que les haga recapacitar. “EN EDUCACIÓN, LA CREATIVIDAD Y LA CAPACIDAD CRÍTICA VIAJAN JUNTAS”

¿Acaso todos los alumnos son artistas?

¡Qué va! El objetivo no es que todos sean genios. Se trata de que ninguno sea esclavo del lenguaje con el que el entorno se dirige a él. Antes bien, pretendo que el alumno vaya adquiriendo las habilidades comunicativas que le permitan interactuar eficazmente con su realidad.

¿Cuál es la clave para que los alumnos quieran crear?

Hacerles ver que escribir equivale a operar sobre el mundo y sobre ellos mismos. La ficción tiene ese poder. Es una pequeña mentira que cuenta una gran verdad. La literatura nos brinda la mágica posibilidad de modelar nuestras limitaciones y poderes. Permite replantearse todo. Invita a levantar una nueva vida.

¿En ese trabajo de los alumnos pulsas su situación?

Claro. Inevitablemente plasman en sus escritos las circunstancias que los envuelven. Pero, sobre todo, muestran el mundo interior de cada uno. Y, ¿sabes?, los jóvenes están necesitados de valores. Los valores les dan confianza en sí mismos y en la vida que les ha tocado vivir, porque les orienta la mirada a cuánto hay de positivo. Les proporciona las riendas de su día a día.

Pero no todos los profesores de Lengua y Literatura se involucran en la labor de que sus alumnos escriban creativamente

No. pero no importa. A veces basta con que un solo profesor encienda la mecha. Una vez que la pasión y la necesidad de escribir arraigan en el joven, éstas les acompañarán siempre.

 

¿Qué recomendarías a los profesores que desean incorporar estas experiencias en sus clases? ¿Cómo podrían empezar?

Utilizar lo que denomino la técnica del trampolín: un texto oral o escrito ya dado, sobre el que lanzar preguntas. Se trata de que, a continuación, sean los propios alumnos quienes se pregunten y se respondan. Cuando surgen las primeras respuestas, la creación se está levantando. A mí, a veces, me sirven los anuncios por palabras extraños o llamativos que he encontrado en la prensa. En mi última clase he utilizado este: “Cambio bicicleta rota por algo”. Las preguntas que casi necesariamente se derivan son ¿quién escribió ese anuncio?, ¿qué pretendía en realidad?, ¿quién le contestó?, ¿qué ocurrió?, ¿qué problemas surgieron?, ¿cómo acabó todo?... Responder a cualquiera de estas cuestiones supone empezar a armar una ficción original.

¿Es la escritura creativa exclusiva de los profesores de Lengua y Literatura?

En absoluto. Los profesores de Historia lo pueden utilizar para que los alumnos se pongan en lugar de, por ejemplo, Winston Churchill en la Segunda Guerra Mundial. Los de Ciencias para que los alumnos, una vez se documenten, imaginen cómo sería una aventura por la Luna o Marte. O cómo sería la peripecia de una avellana que acaba de ser tragada por un niño. Y nos olvidemos de los números. Los números albergan tantas posibilidades en el ámbito de la ficción... ¿Qué pasaría con un cero que, en realidad, siempre había querido ser alguien, es decir, cualquier otro número? ¿Terminaría descubriendo que, como tú y yo, como cada uno de nosotros, es importantísimo y desempeña una función valiosa en el universo?

 

"Gente" de la Escuela Pública

Ana Hernández, secretaria general de MEP participa en el  "Grupo de trabajo de investigación sobre la Educación y los Laboratorios Ciudadanos

Ana Hernández, secretaria general de MEP participa en el "Grupo de trabajo de investigación sobre la Educación y los Laboratorios Ciudadanos

Grupo de trabajo de investigación sobre la Educación y los Laboratorios Ciudadanos que se reunirá durante 9 sesiones abiertas a lo largo de 2020 Segunda sesión a cargo de Ana...

Foro de Ideas

AMPA Jesús Cancio Comillas

AMPA Jesús Cancio Comillas

HU[ART]O ESCOLAREl curso termina, pero nuestro huARTo escolar sigue produciendo. Primeros tomates y pepinos.Hoy hemos cortado doce hermosos calabacines de aproximadamente 2.5 kg cada uno y una bolsa con acelgas,...

Libros y Cine

+ INFOS
La escuela no es un parque de atracciones

La escuela no es un parque de atracciones

INTRODUCCIÓN Comienza el curso 20/21. Continuación del 19/20 interrumpido presencialmente desde mediados de marzo por la pandemia del COVID 19. Un comienzo “interesante” debido a los retos que presen...

Informes

+ INFOS
“Datos y Cifras de la Educación”, correspondiente al curso 2019-2020

“Datos y Cifras de la Educación”, correspondiente al curso 2019-2020

Datos y Cifras ofrece los datos estimados al inicio del curso escolar sobre las principales variables del sistema educativo español: alumnado matriculado, centros educativos y gasto público en educaci...

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información