Jueves, 03 Diciembre 2020 | Login
Cómo detectar y combatir la ansiedad de tus hijos en periodo de exámenes

Cómo detectar y combatir la ansiedad de tus hijos en periodo de exámenes

El confidencial digital

Comienza la temporada de exámenes. Colegios, universidades y sobre todo, las pruebas de selectividad provocarán en muchos de nuestros hijos momentos de estrés e incluso de ansiedad. Saber detectarla y cómo tratarla es fundamental para que no afecte a sus resultados académicos. Un especialista nos explica cómo. 

La ansiedad es una emoción presente en todo ser humano que busca potenciar el rendimiento en determinadas situaciones de riesgo. Sin embargo, experimentar un cuadro de estas características en un momento que no precise estar alerta a este nivel resulta contraproducente para el individuo, explica a La Buena Vida la doctoraSara López Caballero, miembro de Saluspot y psicóloga en Consulta de Sara López Caballero.

La  ansiedad es una emoción natural que nos prepara, nos pone en alerta para una posible amenaza. - Si la ansiedad se manifiesta en niveles moderados facilita el rendimiento. El hecho de tener ansiedad hace que se piense y se actúe mejor, con mayor claridad.

El problema aparece si se sobrepasa determinado nivel de ansiedad. En este punto, el resultado es absolutamente el contrario: se rinde menos.

Cómo detectar un cuadro de ansiedad

Detectar un cuadro de ansiedad es fundamental para poder tratarlo correctamente y evitar los problemas derivados de este tipo de ataques nerviosos, apunta la psicóloga consultada. Sin embargo, identificarlo no quiere decir que lo podamos erradicar. Tratándose de un sentimiento inherente al ser humano, eliminar este tipo de reacción ante una situación estresante o adversa es imposible.

La ansiedad no es el problema, sino en percibir una situación de estrés cuando no lo es.

“Es normal tener un poco de ansiedad, pero no de una manera exagerada. Hay que relativizar las cosas”. Cuando realmente nos encontramos ante un elemento adverso, la ansiedad potencia el rendimiento.

Síntomas que nos ayudan a detectarlo

La ansiedad es fácilmente identificable, ya que se manifiesta de diferentes maneras. En concreto, pueden clasificarse en tres grandes grupos, tal y como explica la doctora: fisiológicas, motoras y cognitivas.

-- Manifestaciones fisiológicas: dificultad para respirar, sensación de ahogo, ritmo cardiaco acelerado, sudoración, sequedad de boca, mareos, sensación de inestabilidad, nauseas, trastornos abdominales.

-- Manifestaciones motoras: temblor de voz, repeticiones, tartamudeo, tic, evitación de la situación (no presentarse al examen) fumar, beber, problemas de alimentación ( déficit o exceso).

-- Manifestaciones cognitivas: preocupación excesiva que se refleja con los pensamientos que tienen sobre la situación por ejemplo, " no voy a aprobar", " es imposible", "va a ser un fracaso" , percibir la situación como incontrolable ", " hay enchufados".

Es en este punto donde cobra relevancia el tratamiento de este trastorno. La solución más importante pasa por una reestructuración cognitiva, es decir, uncambio de pensamiento. 

“No podemos cambiar las situaciones pero sí lograr la percepción que tenemos de ellas y así poder moderar la ansiedad” apunta.

Por qué se produce la ansiedad ante los exámenes

Existen varios factores que pueden inducir a que nuestro hijo sufra ansiedad ante la idea de presentarse a un examen o prueba de nivel. La doctora concreta en, sobre todo, cuatro aspectos que suelen ser los más frecuentes a esas edades.

Estos son los factores desencadenantes de este tipo de crisis:

-- Por una experiencia anterior en la que se ha tenido un bloqueo y esto conduce a pensamientos negativos tales como "la próxima vez va a suceder lo mismo".

-- Por los modelos: padres, hermanos, familiares, amigos. O lo que es lo mismo, por aprendizaje observacional.

-- Por la inseguridad del alumno, por el propio auto concepto " no voy a ser capaz". En este caso, la falta de autoestima es clave.

Qué pueden hacer los padres para prevenir y tratar el problema

-- Desde la infancia, crear hábitos de estudio.

-- Enseñar a los hijos a gestionar el tiempo de estudio y de ocio.

-- Que aprendan técnicas de estudio adecuadas (comprender  antes de estudiar, subrayar, esquemas, técnicas de memoria; repetición, asociación de ideas).

-- Ejercicios de relajación y respiración.

Dormir ocho horas diarias, mantener una dieta saludable y un ejercicio diario.

-- Buscar un profesional. Cuando la ansiedad ha alcanzado determinados niveles que repercuten claramente en el rendimiento del alumno lo ideal es buscar la ayuda de un profesional para hacer una Reestructuración Cognitiva.

“Consiste en saber lo importante que es lo que se piensa y cómo repercute tanto en las emociones como en la manera de actuar, la forma de interpretar una situación, el auto concepto que se tenga de uno mismo.

Hay que enseñarles a identificar, analizar y modificar determinados pensamientos por otros alternativos que les lleve a lograr sus objetivos. No se trata de tener una visión optimista y de creer que todo va a salir bien, sino de inculcar el trabajo diario como lo más importante y de que sus pensamientos sean realistas y se sientan con el control interno tanto de sus éxitos como de un posible fracaso, enseñarles a los hijos a relativizar los problemas”.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información