Viernes, 04 Diciembre 2020 | Login
¿Sabes lo que es el juego heurístico?

¿Sabes lo que es el juego heurístico?

Un niño con demasiados juguetes carece de ilusión y esto le lleva al aburrimiento y a la desidia. Todos los juguetes con los que él puede jugar y que no emplea adecuadamente pierden la función para la que fueron creados al no desarrollar sus capacidades lúdicas.

Por Mª Jesús Martínez. Directora Cei Pecas en Padres y Colegios

Acabamos de regresar de las navidades y tenemos las casas ¡¡repletas de juguetes!!. Las habitaciones de los niños parecen la “sección juguetería” de un centro comercial y ellos sacan y desordenan dejando todo por el medio sin prestarles mayor atención.

Todos los juguetes con los que él puede jugar y que no emplea adecuadamente pierden la función para la que fueron creados al no desarrollar sus capacidades lúdicas.

Queremos centrar este artículo en otro tipo de juguetes, pero estos no son juguetes comerciales, están hechos con material muy diverso (madera, cartón, plástico, corcho, cuero..) con los que los niños pueden investigar, experimentar a través de los sentidos, elaborar sus hipótesis y, por fin, adquirir nuevos conocimientos a través de su acción individual, sin intervención del adulto, con estos juguetes que les permite realizar sus propios descubrimientos.

En las escuelas infantiles lo denominamos “juego heurístico” y este adjetivo viene derivado del término griego “eurisko” cuyo significado es: “sirve para descubrir o alcanzar el conocimiento de”.

A Elinor Goldschmied (1910-2009) debemos el desarrollo de esta práctica educativa muy preferente en la educación primaria inglesa durante muchos años, que ha suscitado encendidas controversias y que, en los momentos actuales, está siendo motivo de reflexión ya que en la práctica se está demostrando que cumple una función muy adecuada en el desarrollo del niño de 1 a 2 años, cuando todavía no esta capacitado para realizar el juego de los pre-rinconces que le va a llevar en la siguiente etapa al momento de los rincones o juego simbólico.

En Pecas lo llevamos a cabo con nuestros alumnos de 12-24 meses, cuando ya han conseguido caminar y desplazarse autónomamente.

Las “profes” preparan el aula dejando el espacio totalmente libre para facilitar a los niños los juguetes empleados en la actividad. Colocan varios “focos” de material heurístico (p.ej..; conchas grandes de mar, tubos de cartón, cáscaras de coco, anillos y aros de diversa procedencia, desatascadores, rulos de peluquería, botes de leche de los bebés, palos del interior de los zapatos, conos de hilaturas textiles..) en fin, cualquier cosa que, antes de desecharla, sea susceptible de que los niños, bajo la muy atenta mirada de los adultos que les acompañan, puedan manipular y divertirse con su exploración.

No se trata de darles todo el material en cada ocasión; las “profes” ofrecen tres o cuatro focos en cada sesión con sólo tres o cuatro tipos de materiales diferentes y con distintos contenedores en cada foco.

La sesión tiene una duración de 30 ó 40 minutos. Los primeros 20 minutos las educadoras no intervienen en el juego, están atentas al desarrollo de la actividad y a las acciones de los alumnos con los materiales ofrecidos. Aunque no intervienen, sí que son un punto de referencia para los niños; van observando el progreso y el comportamiento de cada uno de los pecos@s y, únicamente si hay alguno que no se involucre en la actividad, le animarán hasta que se sienta cómodo y seguro dejándole después experimentar por sí mismo.

Durante estos primeros 20 minutos los niños meterán, sacarán, llenarán, vaciarán, abrirán, cerrarán, agruparán, separarán, golpearán, apilarán,….. y, en estas combinaciones de acciones con el material, descubrirán las diferentes cualidades, tamaños, pesos, formas, texturas, colores, sonidos, etc.

Los siguientes 20 minutos se emplean para recoger y guardar todo el material y es el momento en el que las “profes” de Pecas tienen un papel activo: nombran a los pecos@s para invitarles a la acción, les piden uno de los materiales para que los guarden en el contenedor adecuado, así trabajan con ellos la agrupación, la clasificación y aprovechan para indicarles el nombre del material, su color, la cantidad que están recogiendo, etc.

Con el juego heurístico el niño es el protagonista de su propio aprendizaje, al no tener un respuesta correcta definida por los adultos, satisfacen su necesidad de competencia y van extrayendo sus propias conclusiones a través de la actuación con los distintos objetos.

En casa también se pueden realizar sesiones de juego heurístico. Cuando lo hagáis, vuestra conclusión final será que vuestro hij@, para jugar, “no siempre” necesita el juguete comercial comprado en el establecimiento especializado.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información